viernes, julio 1, 2022
spot_img

COVID-19 en Puerto Rico

8 muertes | 402 hospitalizaciones | 32.64% tasa de positividad | 716 promedio de casos confirmados

HomeIN UPVargas Vidot presentó su exposición de pintura ArteSanar

Vargas Vidot presentó su exposición de pintura ArteSanar

El senador José A. “Chaco” Vargas Vidot presentó este 10 de febrero su exposición de pintura ArteSanar: una disidencia terapéutica en la Galería Senatorial de Arte Puertorriqueño Antonio J. Fas Alzamora en el Capitolio de Puerto Rico. La exposición estará colgada en la galería hasta el próximo 10 de marzo.

Durante la actividad de apertura que se realizó en la tarde de este jueves 10 de febrero Vargas Vidot hizo un breve recorrido de sus piezas artísticas. Asimismo, el evento contó con la presencia del presidente del Senado, José Luis Dalmau Santiago, la senadora Rosamar Trujillo Plumey, el alcalde de Cidra, Ángel David Concepción González, el artista Popolo Acevedo y algunas compañeras artistas de Vargas Vidot como Mildred Utroska. 

De acuerdo con Vargas Vidot, la exhibición de sus piezas en la galería senatorial del Capitolio responde al deseo que ha tenido desde que alcanzó su escaño en 2016 por “humanizar” las figuras políticas. El artista y senador entiende que su trabajo como funcionario público no se basa únicamente en la radicación de piezas legislativas y servicios a la comunidad, sino que también se fundamenta en expresar sentimientos y empatías hacia todos los sectores.

Tituló su exposición ArteSanar debido a que, para él, el arte y la pintura son un vehículo de expresión personal que se han convertido en una vía hacia la sanación física y emocional. De igual forma, el título contiene un juego de palabras con el que Vargas Vidot muestra su oposición a que la artesanía esté desdeñada y rechazada. Así, argumenta que hay elitismo en la división y categorización que existe entre el artesano y el artista.  

Vargas Vidot describe su arte como “expresionismo sentimental intuitivo” con inclinaciones hacia lo abstracto. De hecho, mientras ha construido su técnica y estilo, ha luchado contra la trivialización de la que ha sido víctima el arte abstracto. “Hay mucha gente que ha desacreditado el arte abstracto haciendo tutoriales, y lo ven como si solo se tratara de tirar tres bonches de pintura y moverlos con un squeegee. Eso no tiene sustancia, no tiene espíritu y no tiene razón”, argumentó. Incluso, explicó que, aunque su arte es abstracto, su técnica se cimenta en dibujar bocetos y líneas específicas que lo llevan a crear un producto final de forma consciente y no al azar.

Asimismo, destaca que sus pinturas se originan desde su estado mental y las emociones que siente al momento de pintar. Además, se basan en historias y relatos reales, por lo que insiste en que es imposible replicarlas. Según Vargas Vidot, el espectador de sus obras no debe intentar descifrar lo que significan sus pinturas, sino que debe formular su propio imaginario.

Tras haberse criado entre reconocidos artistas como Rafael Tufiño, Vargas Vidot comenzó su jornada artística como autodidacta en el 2013 mientras se desempeñaba como profesor en la Universidad de Puerto Rico en Cayey (UPRC). Allí, cultivó su amistad con Antonio Martorell quien había donado una estructura a la UPRC. Martorell le pidió a Vargas Vidot que convirtiera el espacio en un lugar en el que artistas locales que no tuvieran recursos para presentarse en galerías formales pudieran exponer su arte. Vargas Vidot nombró el espacio Casa Universidad y, allí, comenzaron a llevarse a cabo múltiples actividades para la comunidad universitaria; entre ellas, las exposiciones artísticas. No obstante, la persona que impulsó a Vargas Vidot para que comenzara a pintar fue Mildred Utroska, una participante de Casa Universidad y sobreviviente de cáncer que usa el arte como medicina y como método de agenciarse una vida saludable y productiva.

“Yo vivía en un ambiente callejero, de barrio, de comunidad, y rodeado de artistas. Desde chiquito, yo sentía que había un artista que estaba latente, pero la pobreza me hizo sentir inadecuado. Me hizo sentir que yo no tenía un talento y que yo no podía hacer nada. No fue hasta que entrevisté a Mildred luego de conocer su impresionante historia y después de que culminara su exposición en Casa Universidad que le pregunté: ‘yo siempre he tenido el deseo de pintar, pero no me atrevo porque no he estudiado nada, ¿qué tú me aconsejas’? Y me dijo: ‘que te reconcilies con el artista que está dentro de ti, que compres un canvas y le preguntes qué hay dentro de ti. Verás que en el arte no hay nada malo, en tanto sea honesto’. Esa noche, salí corriendo y compré un kit de pintura de los que se le regalan a los niños y que tienen un canvas pequeño. Me dije: ‘vamos a ver quién está aquí adentro’. En menos de 15 minutos, pinté un bosque; el que estaba detrás de mi casa en Cayey”, recordó Vargas Vidot.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: