martes, junio 28, 2022
spot_img

COVID-19 en Puerto Rico

12 muertes | 399 hospitalizaciones | 32.78% tasa de positividad | 705 promedio de casos confirmados

HomeEdición impresaUna segunda oportunidad para la escuela Ovejas de Añasco

Una segunda oportunidad para la escuela Ovejas de Añasco

Los huracanes Irma y María quedan ya en la memoria como un pesado recuerdo que todos quieren olvidar, aunque sus consecuencias aún se hacen notar. 

El miedo a que una experiencia similar pueda repetirse provocó que muchas organizaciones y comunidades empezaran a trabajar en planes de recuperación y respuesta rápida, para estar prevenidos.

Una de esas comunidades es la del barrio Ovejas, en Añasco. Allí, Puerto Rico Somos Gente, organización sin fines de lucro, trabaja para la recuperación comunitaria a través del rescate de la escuela del barrio, abandonada por el Departamento de Educación y ahora reconvertida en refugio.

Su fundador, Joseph Cortés, conversó con Periódico Visión para dar a conocer este proyecto y otros que tienen en marcha para el beneficio de las comunidades de la región.

“Puerto Rico Somos Gente se inició por un grupo de voluntarios, al ver tanta necesidad en Añasco. Vimos a madres que no podían lactar a sus bebés, y nos pusimos a trabajar. A través de mi hermana, que vive en Texas, logramos contactar a una organización de Estados Unidos que nos trajo fórmulas”.

A eso, le siguió la iniciativa de organizar una lista de compras a través de Amazon, para que la diáspora pudiera donar materiales de primera necesidad. Lo recaudado fue entregado en Maricao y Utuado: alimentos, lámparas solares, linternas, etc.

Esos dos municipios de la montaña fueron solo el comienzo: en total visitaron 45 pueblos, incluida la isla-municipio de Vieques.

Gracias a su buen trabajo, FEMA los invitó a ser parte del programa VALOR, el cual buscaba organizaciones y voluntarios que donaran mano de obra para reconstruir las casas y los techos destrozados por el huracán.

“Pudimos hacer 300 casas con ese programa en Puerto Rico, de las cuales 17 fueron en Vieques”, relató Cortés.

Durante ese tiempo, su centro de operaciones era una escuela en Moca, donde recibían las solicitudes y llenaban las aplicaciones de las personas afectadas. Por eso, decidieron que su siguiente objetivo era el de contar con un espacio propio para manejar la logística.

“Hicimos una propuesta al gobierno porque queríamos tener un lugar para poder trabajar los programas. En esa propuesta pusimos varias opciones, y la última era la del barrio Ovejas. Dentro de esa propuesta estaba hacer un refugio para emergencias”.

Y así hicieron una vez les fue entregado el plantel escolar abandonado en este sector del pueblo de Añasco, ahora reconvertido en Centro de Desarrollo Comunitario tras una inversión de más de $20,000. 

La escuela antes de ser remodelada

“El refugio está certificado por FEMA. Caben 50 personas, tenemos camas literas, abanicos, y la escuela está preparada en caso de que se vaya la luz y el agua. También tenemos un comedor comunitario y un banco de alimentos”, indicó orgulloso Cortés.

Adicional a eso, según explicó el joven director de la organización, “el Centro va a tener biblioteca electrónica para que los niños puedan hacer sus asignaciones o estudiar. Vamos a estar dando charlas y tutorías con maestros retirados”.

Voluntario de Puerto Rico Somos Gente

Premio Sor Isolina Ferré

Este trabajo voluntario y de recuperación comunitaria, iniciado en el 2017, no pasó desapercibido. Por sus logros, la organización recibió el Premio a la Excelencia del Servicio al Prójimo Sor Isolina Ferré, otorgado por la Cámara de Representantes. 

“Realmente me tomó de sorpresa. La noticia fue un shock, porque cuando uno sirve al país no espera nada. Yo creo mucho en el lema de Kennedy de ‘no te preguntes qué tu país puede hacer por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país”. Tenemos que poner nuestro grano de arena para mejorar un problema, para tener mejores resultados”, dijo Cortés. 

Sobre este particular, el líder comunitario expresó que “a través del premio nos honran. Pero no hace falta una medalla para servir, tiene que nacer del corazón, no hay paga ni dinero por esa satisfacción de sacar una sonrisa a una familia, a un envejeciente, a un niño”. 

Ahora, después de digerir este importante reconocimiento, Puerto Rico Somos Gente, su equipo directivo y voluntarios, siguen trabajando en nuevos proyectos.

“Estamos en la mira de rescatar dos escuelas más, en Isabela y Aguadilla. Vamos a añadir otros programas para niños que son maltratados, junto al Departamento de la Familia”, compartió.

Las personas interesadas en sumarse al trabajo voluntario de la organización o en ayudar con donaciones, pueden comunicarse en la web www.prsomosgente.org, o en los teléfonos 787-560-2460 y 787-608-6217.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: