miércoles, noviembre 30, 2022
spot_img
HomePuntos de VistaResiliencia: ¿Con qué se come eso?

Resiliencia: ¿Con qué se come eso?

Trabajadora Social

Puerto Rico ya no aguanta más, estamos frustrados, enojados y con pocas fuerzas en nuestros cuerpos y mentes. Estamos contenciosos, altisonantes y molestos, a menos que usted no viva en este planeta y de cualquier manera es entendible y válido sino está haciendo ‘ground’.

Tristemente pasó lo que todos en esta isla sabíamos que iba a ocurrir, menos el séquito tecnócrata: NUNCA CREA CUANDO EL GOBIERNO DIGA QUE ESTAMOS PREPARADOS ANTE EVENTOS ATMOSFÉRICOS, SÁLVESE QUIÉN PUEDA, prepárese usted como apocalipsis, pero no dejan de ser irrisibles las conferencias de prensa, el flasheo y toda esa burundanga de contenido mendaz y falaz de anuncios insensibles e indolentes de que todo está marchando perfectamente, asi que duerma tranquilo. Primero la tormenta y luego el huracán concibiéndose en las aguas del caribe con los dientes afilados para pasarnos como rolo espeluza’oh.

Nuestros servicios básicos y de vida están en la cuerda floja, En primer lugar, la joya de la corona LUMA no tiene el personal, la logística ni el expertise ni muchísimo menos la credibilidad para ser merecedora de ese contrato, miente arbitrariamente con sus estadisticas de la Pitágora de junda, Hospitales agonizando, centros de envejecientes pidiendo auxilio, alcaldes dando de lo que no tienen y el gobierno como el agua a cuenta gota, desembolsando de lo que sobra y proclamando que la ayuda internacional no es necesaria ¡ Que clase de pantalones!, estoy segura que el tercer sector la hubiese manejado perfectamente. No en balde, tenemos tan mala reputación a nivel federal que los americanos están aguantando la torta. Más increíble, el gobernador casi ausente delegando en sus jefes de agencia para no salir tan mal parado en las elecciones lo hace tan cómplice como las pasadas administraciones rojas y azules que desembocaron en esta debacle que hoy vivimos y No, tranquilos, no hay crisis energética, eso está en su imaginación. No luz, no agua, no comercios, no transporte, no alimentos = desastre

No nos pidan que sigamos teniendo paciencia, ni resiliencia, eso solo está provocando resistencia de una parte de la población que se siente traicionada duele muchísimo más aún cuando los elementos de la naturaleza se han confabulado en turno dándonos puras bofetadas, como siempre digo, las tempestades sacan lo mejor y lo peor de cada individuo, en este caso, los pseudo lógicos fantásticos, están haciendo no su agosto, sino su septiembre. Perdieron hace mucho tiempo la veracidad y fiabilidad en quiénes depositaron su confianza y más lacerante, no fue la mayoría. Por ende, a quien primero se tiene que agradecer grandemente son a esos primeros respondedores que arriesgan su vida por nosotros, a los policías, bomberos, enfermeros, periodistas de todos los nedios,los alcaldes y a todas las personas que de corazón aportan a este país.

Terminó con esta estrofa de Residente: “ Hijos del cañaveral, nunca se nos cae la pava, esta raza siempre es brava aunque sople el temporal” y duro que soplo, pero no aguantamos ni un ápice de falta de liderazgo, exigimos acción.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: