domingo, diciembre 4, 2022
spot_img
HomePuntos de VistaLos puertorriqueños no pueden votar por el presidente Biden

Los puertorriqueños no pueden votar por el presidente Biden

Dr. Edgar León

Antes que se nos olvide, deseamos recomendar que el Congreso de los Estados Unidos de Norte América lleve a votación urgente para que todos los habitantes de la isla de Puerto Rico puedan votar por el presidente. Vino de visita a la isla el presidente Biden y a nadie se les ocurrió pedirle que gestione para que todos los habitantes de la isla puedan votar por él desde la isla. Ahora mismo se les prohíbe a los residentes de Puerto Rico votar por el presidente, porque la isla se considera un territorio. Se nos olvida que todo ciudadano norteamericano tiene el derecho de votar por el presidente excepto a los de Puerto Rico. ¿No les parece ridículo que eso este sucediendo en pleno siglo 21? Ahora mismo el congreso norteamericano puede llevar a votación para que 3.5 millones de personas puedan votar en las elecciones de los Estados Unidos de América.

La excusa que han puesto los congresistas es que, porque Puerto Rico no es un estado, el Congreso no lo permite. Pero si se le permite votar si residen en cualquier estado de los Estados Unidos. O sea, la ciudadanía americana es a medias si estas viviendo en la isla. Lo interesante es que si eres soldado del ejército, si puede votar. Si eres un ciudadano americano que vienes a vivir de otro estado, si puede votar.

La gente de Puerto Rico ha pasado por muchos retos. Primero el temblor de tierra, luego el huracán Irma, el huracán María, la pandemia y recientemente el huracán Fiona. Si hay ciudadanos americanos que han probado su resistencia y resiliencia somos los puertorriqueños que vivimos en esta isla. Todavía los pueblos de Cabo Rojo, Hormigueros y gran parte de Mayagüez esta sin energía eléctrica a oscuras y sin agua potable. Miles de familias todavía tienen que usar plantas eléctricas y comprar gasolina todos los días para poder usar sus neveras de forma limitada. Hay gente encamada, con diabetes, con máquinas de oxigeno y hay a hogares de ancíanos todavía sin ayuda directa de agua y electricidad. Muchos de los viejos se han muerto, pero no hay nadie contando. A otras familias no les ha llegado el agua potable porque se usan bombas eléctricas para llevar el agua hasta su destino en la montaña. La isla tiene cientos de postes eléctricos en el piso, cables en el piso y puentes derrumbados.

Se les ha asignado por el congreso a Puerto Rico más de 10 mil millones de dólares, pero de eso solo se ha desembolsado ni el 2% de lo asignado. ¿Por qué se tarda tanto en ver las obras de reconstrucción y ayudas a los pobres que perdieron sus casas y todas sus pertenencias? Asignado no quiere decir recibido y listo para usarse.

Se tarda por la extrema burocracia de FEMA y del gobierno central de Puerto Rico. Se tarda porque, para recibir ayuda federal, hay que solicitarlo usando unas formas complejas electrónicas en inglés que requieren internet para poder tener acceso. Muchos alcaldes no tienen personas que dominen el inglés para solicitar los fondos. Se tarda porque el gobierno de Puerto Rico está todavía en quiebra y tiene una Junta de Control Fiscal Impuesta por el Congreso de los Estados Unidos de Norte América, que sirve de pared para cualquier gasto.

Hasta que no podamos votar por el presidente de los Estados Unidos desde Puerto Rico y tengamos representación en el Congreso con voz y voto, seguiremos siendo discriminados e ignorados de forma inhumana. El caso de Puerto Rico ha sido presentado en las Naciones Unidas muchas veces por varios gobernadores, pero el caso ha sido ignorado. Necesitamos un congresista valiente que urgentemente se traiga al Congreso de los Estados Unidos de Norte América la violación de los derechos humanos de 3.5 millones de americanos que siguen siendo discriminados por ser pobres, porque no pueden votar por su presidente siendo ciudadanos americanos y por no tener representación en el congreso.

La idea no es asignar fondos federales para después aguantarlos y poner trabas burocráticas a los alcaldes y la gente que necesita el dinero ahora para mejorar su vida. Hay que cambiar el sistema y asignar los fondos directamente a los alcaldes para que la gente tenga acceso al ayuda de forma rápida y directa.

Es urgente que todos los puertorriqueños soliciten a los congresistas que permitan que la gente de la isla de Puerto Rico pueda votar por el presidente. Hay 5 millones de puertorriqueños viviendo en los estados que también pueden poner presión para que haya un cambio real. Si el congreso no hace nada, entonces queda al relieve el discrimen contra todos los niños y familias hispanas de la isla de Puerto Rico que tienen la ciudadanía americana a medias.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: