jueves, diciembre 1, 2022
spot_img
HomeEdición impresaLenta Recuperación de la Agriculturaen el Norte de Puerto Rico

Lenta Recuperación de la Agricultura
en el Norte de Puerto Rico

Luego del paso del huracán Fiona por Puerto Rico, el sector agrícola se ha visto muy afectado. Las pérdidas de cosechas han sido significativas y los procesos de recuperación lentos. Se han recibido cientos de querellas para recibir las ayudas pertinentes por parte de los agricultores y no han podido ver resultados. El representante José Rivera Segarra, presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara, trabaja el asunto y dice estar preocupado por los daños afectados y por el poco compromiso de las agencias para agilizar los procesos de recuperación. “El área norte de Puerto Rico está casi igual de impactada que el área que en que dio directamente el huracán. No hubo un espacio que no afectara la agricultura, como, por ejemplo: Lares y Utuado. Por eso, estamos trabajando directamente con seguros agrícolas, la entidad que corresponde atender estos casos. Los citamos a una vista pública donde lamentablemente no comparecieron; cuando realmente nuestras intenciones son saber dónde estamos parados y las alternativas que tenemos para avanzar en este proceso”, mencionó.

El secretario del Departamento de Agricultura, Ramón González Beiró, estimó que las pérdidas en la agricultura de Puerto Rico superan los $100 millones de dólares y han recibido solo $2 millones para mitigar los daños en el campo.

Una de las propuestas que el representante ha sugerido ha sido encaminarse a los recursos federales. “Tenemos que movernos federalmente para extender ese seguro a que no solo se aplique a huracanes, sino que pueda aplicar también a tormentas, porque aquí las lluvias fuertes matan las cosechas. Son consecuencias de vivir en el trópico y por eso hay que cambiar estas reglamentaciones para que nuestros agricultores no sigan teniendo pérdidas,” recalcó.

Un punto para resaltar es que los agricultores que solicitaron sus ayudas para el huracán María, aún no las han recibido. “Han estado en un estancamiento absurdo desde María. Aquí hay agricultores esperando recibir las ayudas para reestablecer sus fincas y mi temor era que llegara otro huracán y las ayudas no llegaran y así mismo fue. Todavía están esperando.”

De igual manera, las quejas de los agricultores del norte según el representante llegan a diario. “Yo no puedo explicar la cantidad de llamadas que recibimos preguntando qué pasa con las ayudas. El fideicomiso no estaba preparado con herramientas para manejar el programa de ayudas, se lo pasamos agricultura que era lo lógico desde un principio y ahora volvieron a regresar a vivienda; de pin pon y estamos hablando de 3,000 solicitudes que solo se han desembolsado 241 cheques.”

Un agricultor del municipio de Utuado quien quiso mantenerse en el anonimato, expresó al periódico que no tiene esperanzas de que lo ayuden. “Yo entregué todos los papeles para que me desembolsaran las ayudas y desde María no he recibido ni un centavo. Cuando llegó Fiona opté por yo mismo intentar buscar la forma de recuperarme, pero créeme no espero nada del gobierno de Puerto Rico.” Este agricultor que lleva más de 15 años trabajando en la tierra, mencionó de igual forma, que en estos momentos se dará el espacio para trabajar en otras cosas para poder reunir dinero y volver a empezar desde cero. “Lamentablemente mi siembra de plátanos se perdió y estoy cansado ya,” puntualizó.

No es un secreto que los cultivos más afectados han sido el plátano, guineo, café y hortalizas y eso provocará consecuencias a la isla. “Ocurrirá un disloque que va a ocurrir en la cadena de distribución de alimentos local e internacionalmente. Recibimos un golpe terrible en María y ahora Fiona sin recuperarnos. Por eso digo que lo más preocupante es ejercer un plan de seguridad alimentaria. Es momento de prepararnos, de guardar la poquita comida que tenemos. Hay que entender que las cosechas no salen de hoy para mañana. Se aproxima una crisis alimentaria y debemos atenderlo con la seriedad que se merece”, concluyó.

La Ganadería en el Norte en buen estado

Héctor Cordero

Mientras el sector agrícola se recupera lentamente, Héctor Cordero, ganadero de Hatillo, mencionó que la recuperación de ellos fue exitosamente rápida y sin pérdidas. “Siendo sincero en el sector de leche la ganadería el efecto del huracán fue mínimo más allá de decomisar dos días de producción por problemas de accesos a las fincas y a la seguridad de la empleomanía; pero fuera de eso los otros retos que confrontó la industria fue la carencia de energía que a la fecha de hoy, algunos operan con generador; pero en general no sufrió grandes daños como lo fue el café, el plátano y el guineo. La ganadería operó 48 horas después del evento y ya trabaja al 80%.”

Cordero, también enfatizó durante la entrevista que gran parte de que sus fincas y la de sus compañeros están operando sin problemas. También hizo hincapié que la razón principal para una recuperación rápida y exitosa ha sido por las regulaciones del gobierno en la industria lechera. “La diferencia que tiene el sector ganadero con el sector agrícola es la estructura. La industria lechera es la única que está reglamentada con control, también porque somos una industria pequeña. Somos 200 ganaderos en todo Puerto Rico. Estamos bien estandarizados. Así que, no es que seamos privilegiados, sino que poseemos un sector organizado, por eso verás que las respuestas ante una emergencia serán mucho más rápidas,” concluyó.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: