domingo, enero 29, 2023
spot_img
HomeSaludEdad DoradaLa osteoporosis y el envejecimiento

La osteoporosis y el envejecimiento

A medida que envejecemos, comenzamos a perder más hueso del que producimos. Los pequeños agujeros dentro de los huesos se hacen más grandes y las capas exteriores sólidas se vuelven más finas. En otras palabras, nuestros huesos pierden densidad. Los huesos duros se vuelven esponjosos y los huesos esponjosos se vuelven más esponjosos aún. Si esta pérdida de densidad ósea avanza demasiado, se le llama osteoporosis. Se estima que más de 10 millones de personas en todo el país tienen osteoporosis.

Es normal que los huesos se quiebren en accidentes graves. Pero si los huesos son lo suficientemente densos, deberían resistir la mayoría de las caídas. Los huesos debilitados por la osteoporosis, en cambio, son más propensos a quebrarse.

Si sufre una caída y cae con todo su peso sobre un hueso frágil, “llega un momento en que las estructuras no son adecuadas para soportar el peso que tienen encima”. Si el hueso se rompe, es un indicio importante de que una persona mayor tiene osteoporosis.

Las fracturas de huesos pueden causar problemas graves en los adultos mayores. La cadera es un lugar común de osteoporosis y las fracturas de cadera pueden llevar a un espiral descendente de discapacidad y pérdida de independencia. La osteoporosis también es común en las muñecas y la columna vertebral.

La hormona estrógeno ayuda a producir y reconstruir los huesos. Los niveles de estrógeno de una mujer bajan después de la menopausia, y la pérdida de masa ósea se acelera. Este es el motivo por el cual la osteoporosis es más común en las mujeres mayores. Pero los hombres también tienen osteoporosis.

Los hombres tienden a tener más problemas que las mujeres después de una fractura de cadera, dice Orwoll.

Los expertos sugieren que las mujeres comiencen a hacerse pruebas para detectar la osteoporosis a los 65 años. También debería evaluarse a las mujeres menores de 65 años con alto riesgo de fracturas. Los hombres deberían discutir con su profesional de la salud cuándo les convendría hacerse una evaluación.

Usted puede hacer muchas cosas para disminuir su riesgo de osteoporosis. Consumir suficiente calcio y vitamina D y hacer ejercicio es un buen comienzo, dice Orwoll.
El calcio es un mineral que ayuda a que los huesos permanezcan fuertes. Puede provenir de los alimentos que consume, incluida la leche y los productos lácteos, las verduras de hoja verde oscuro como la col rizada y la berza, o de suplementos alimenticios. Las mujeres mayores de 50 años necesitan 1.200 mg de calcio por día. Los hombres necesitan 1.000 mg por día entre los 51 y los 70 años, y 1.200 mg por día posteriormente.

La vitamina D ayuda a que el cuerpo absorba el calcio. A medida que envejece, el cuerpo necesita más vitamina D, que es producida por la piel cuando se expone al sol. También se puede obtener vitamina D de suplementos alimenticios y determinados alimentos como la leche, los huevos, los pescados grasos y los cereales fortificados.

El ejercicio, en especial los ejercicios con peso (del propio cuerpo o con pesas), también ayuda a los huesos. Los ejercicios con peso incluyen trotar, caminar, jugar al tenis y bailar. El tirón de los músculos le recuerda a las células de los huesos que deben mantener los tejidos densos.

Fumar, por el contrario, debilita los huesos. Beber en exceso también los debilita — y hace que las personas sean más propensas a caerse. Determinados medicamentos también pueden aumentar el riesgo de osteoporosis.

La buena noticia es que, incluso si ya tiene osteoporosis, no es demasiado tarde para comenzar a cuidar sus huesos. Dado que sus huesos se reconstruyen a sí mismos todo el tiempo, puede inclinar la balanza hacia más crecimiento óseo al darles ejercicio, calcio y vitamina D.

También hay varios medicamentos que ayudan a combatir la pérdida de masa ósea. Los más utilizados son los biofosfonatos. Estos medicamentos suelen recetarse a personas con un diagnóstico de osteoporosis luego de una prueba DXA, o a quienes han tenido una fractura que sugiera que sus huesos son demasiado frágiles. Los biofosfonatos han sido probados más minuciosamente en las mujeres, pero también están aprobados para los hombres.

Los investigadores están tratando de desarrollar medicamentos que aumenten el crecimiento óseo. Por ahora solo hay uno disponible: la hormona paratiroidea. Esta hormona logra promover de manera efectiva el crecimiento óseo y ha sido aprobada para hombres y mujeres con osteoporosis que corren un alto riesgo de tener fracturas.

Otra manera importante de evitar romperse un hueso es, en primer lugar, evitar las caídas y las ocasiones en que puede sufrir una fractura.

“Este es el motivo por el cual el ejercicio que mejora el equilibrio y la confianza es muy bueno para prevenir fracturas”, dice McGowan.

Investigadores financiados por los NIH están buscando mejores formas de saber cuán fuertes son sus huesos y cuán alta es su probabilidad de sufrir una fractura. Por el momento, sin embargo, la prueba DXA es la mejor medida y muchos adultos mayores, inclusive mujeres mayores, no se la realizan, dice Ensrud. Si le preocupa la salud de sus huesos, agrega, “Consulte a su médico sobre la posibilidad de hacerse una prueba de densidad ósea”.

INFORMACIÓN: NATIONAL INSTITUTES OF HEALTH

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: