jueves, diciembre 8, 2022
spot_img
HomePuntos de VistaLa oniomania navideña

La oniomania navideña

Trabajadora Social y Profesora Conferenciante

Huele a pasteles, lechón, coquito, arroz con dulce y mil gustazos típicos del paladar criollamente puertorriqueño, se inundan los hogares de luces multicolores y el sonar de guiros y maracas ya nos tocan las puertas indicando que el espíritu navideño toca nuestras puertas. La Navidad en PR son fiestas de alegría, jolgorio y nos llena, hasta el aire y el cielo confabulan perfectamente sincronizadas.

Mis navidades por allá por los cafetales de mi pueblo de crianza Maricao, demás esta decir que eran otra cosa, el olor entre los pinos del país del norte y los olfatos de la flor del azahar embriagaban el ambiente dando ese misticismo único e irrepetible que añoro revivir. Loa niños revoloteaban con sus juguetes muy distintos a los fabricados hoy día, la casita, los carritos, las muñecas y los soldados con olor a plástico del país de China, eran otra cosa.

El árbol de pino lo sustituyen gradualmente los artificiales, los nacimientos y los pesebres brillan por su ausencia, ahora vemos soldados de plomo, hombres de Nieves, snowflakes, venados, Santa Claus y hasta pistas de hielo en algunas plazas públicas, My lord!. Como nota adicional si desea ver algo típico que le realizará un éxtasis de recuerdos y un deleite visual profundamente arraigado a nuestras tradiciones, visite la plaza del municipio de Adjuntas donde le regalan hasta un plato de asopao de gandules que revive hasta un muerto.

El querer tener, la obsesión del standing también alteran hasta los patrones de consumo, donde el comercio lo recibe con beneplácito y mueve una empobrecida economía a costa de personas que llenan vacíos existenciales en la compulsión de artículos que en muchas ocasiones quedan guardados por allá por jurutungo viejo. No critico el detalle bien recibido, solo enerva que los temas típicos de conversación navideña han sido sustituidos con que tengo que comprar tal o cual cosa en x o y sitio y el ambiente rápidamente se impregna de stress y de frustración porque tengo que complacer al nene o a la nena y ya esos chiquitos y grandes tienen un cuarto que simula una juguetera.

Revisamos tradiciones,, sentémonos todos juntos a preparar masa de pasteles con música de fondo navideña, veamos alguna película navideña con mensajes humanitarios, tomemos chocolate caliente o un café en la oscuridad de la noche y enseñemos a nuestros peques aquella ruta oriental desde el cielo donde los 3 santos reyes tocaron puerta en Belén para celebrar el nacimiento del niño Jesús, enseñemos solidaridad, compasión, paz y sobretodo agradecimiento por lo poco o lo mucho que tengamos.
No me resta más que decirles feliz navidad y que soñemos un país de justicia, igualdad y empatía que juntos lo podremos alcanzar. Feliz 2022!

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: