miércoles, mayo 25, 2022
spot_img

COVID-19 en Puerto Rico

7 muertes | 376 hospitalizaciones | 29.88% tasa de positividad | 1,040 promedio de casos confirmados

HomeIN UPLa Gloria de Dios se ha manifestado en la Catedral y ciudad...

La Gloria de Dios se ha manifestado en la Catedral y ciudad de Mayagüez

En carta que remitiera su Santidad Papa Francisco a todos los Obispos del mundo, les exhortaba se unieran a él con motivo de consagrar a la humanidad y en particular a Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de la Virgen María en su advocación de la Virgen de Fátima; a solicitud de los Obispos de Ucrania. Es necesario destacar que de igual manera el Apostolado Mundial de Fátima realizó dicha petición al Papa mediante carta que le cursara a su Santidad el profesor Américo Pablo López Ortiz, Presidente Internacional de dicho Movimiento, residente de Mayagüez.

Solidario y en colegialidad con su Santidad, nuestro Obispo Diócesis de Mayagüez, Monseñor Ángel Luis Ríos Matos, celebró en unión a todos los Obispos del mundo, y a la misma vez que el Papa, la Santa Eucaristía el viernes, 25 de marzo; coincidiendo la misma con la Solemnidad de la Anunciación (Encarnación del Verbo Divino). Previo a su Homilía el Obispo reconoció la presencia y participación del Presidente Internacional del Apostolado Mundial de la Virgen de Fátima, Profesor López Ortiz, y del Alcalde de la ciudad, Hon. José Guillermo Rodríguez. A la vez hubo participación de los diferentes grupos de la Iglesia entre ellos: El Apostolado Mundial de Fátima, la Comunidad de Adoradores al Santísimo María Reina de la Paz, las Hijas Católicas de América, el Camino Neocatecumenal.

El Obispo junto al Rector de la Catedral, Monseñor Humberto López, determinaron ir mas allá, y realizaron junto a los feligreses una jornada de oración y reparación por la paz en Ucrania, la paz del mundo, la conversión de Rusia y la Consagración al Inmaculado Corazón de María; iniciando con la Santa Misa en la mañana, exposición del Santísimo y los cuatro Rosarios; a la vez fue significante, previo a la Misa, escuchar la introducción realizada por el profesor López Ortiz sobre el significado de la Plegaria donde el Papa estaría haciendo la Consagración en Roma y su delegado en Fátima, Portugal, y donde en esos momentos todos los sacerdotes del mundo unidos a sus respectivos Obispos y al pueblo de Dios estarían participando del trascendental acto religioso.

La Homilía del Obispo se centró no solo en la Consagración, sino que de igual manera en la paz del mundo y específicamente para Ucrania por la intervención agresora de Rusia. Ya que la paz va en cierta manera atada a la Consagración como lo pidió la Virgen en Fátima. De igual manera manifestó el Obispo la alegría de ese día, un día grande, donde un 25 de marzo, Dios se hace Carne en la Anunciación del Señor en la Virgen Inmaculada María; y con ello se realiza el plan del paraíso de ejecutar la paz en el mundo. Donde el Verbo se hizo Carne y daría un Hijo que sería, es y será por la eternidad el Príncipe de la Paz, Jesucristo. Además, manifestaba el Obispo que, desde esa promesa de salvación, la Paz, la historia del género humano ha sido la lucha entre el bien y el mal, donde pareciera a veces que el mal va triunfar. Pero aquellos que estamos con fe tenemos la certeza que el bien triunfara sobre el mal.

Ciertamente vivimos en un mundo convulso por la guerra de Rusia contra Ucrania, un mundo lleno de violencia que en cierta manera marca cotidianamente nuestras vidas diarias; de ahí en cierta medida la exhortación del Obispo para que hagamos la Consagración individual ya que Dios promete a su pueblo una paz perdurable. Por ello, debemos acoger lo solicitado, consagrarnos individualmente y de la forma por él indicada para que podamos acoger la palabra en Filipenses 4:6-7 que nos dice: Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y súplica, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús.

Hermanos y hermanas, en nuestras manos está individual y colectivamente como feligreses de la Iglesia de Jesucristo contribuir a la consecución de la paz, atendiendo la exhortación del Papa Francisco y de nuestro Obispo Ángel Luis, aportando con nuestra Penitencia-Oración-Ayuno-Caridad y Reparación.

Por: Dr. Edgardo Rodríguez-Nieves
Profesor y Consultor en Gerencia,
Recursos Humanos y Relaciones Laborales

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes