domingo, enero 29, 2023
spot_img
HomeEdición impresaIngeniero denuncia los trabajos que se realizan en el área

Ingeniero denuncia los trabajos que se realizan en el área

El ingeniero Abraham Hernández, dueño de un terreno aledaño al Muelle de Azúcar, alzó su voz para denunciar la destrucción de la costa que se está llevando como parte de un desarrollo privado por una compañía propiedad del Carlos Román.

El Ingeniero señaló que el pasado 25 de octubre del 2022, tuvo una discusión con el encargado de la construcción, ya que están llevando a cabo los trabajos sin planos y están cambiando los puntos. “A raíz de esta situación me comuniqué con la policía para denunciar la situación, pero esto es considerado un caso civil y me indicaron que no podían intervenir”.

Hernández, explicó que toda la maquinaria que está siendo utilizada para llevar a cabo los trabajos en el Muelle de Azúcar la pasaron, sin autorización, por los terrenos que le pertenecen a él y su familia. “Por aquí pasaron camiones, levantaron un muro de hormigón que no cumple con los requisitos y hasta se apoderaron de la Cuesta de los Lazos”.

De acuerdo con un estudio preparado por los biólogos José Luis Chabert Llompart y Eduardo A. Ventosa Febles la finca que ubica en el Barrio Borinquen del Municipio de Aguadilla colinda al oeste se con el Océano Atlántico, al Norte con la Playa Crash Boat, al este con la urbanización Monte Mar, y al sur las antiguas facilidades de almacén de granos de Aguadilla.

El dueño de la propiedad que queda justo en la entrada del Muelle de Azúcar responsabilizó el alcalde, Julio Roldán Concepción, de lo que está sucediendo en la zona, ya que el Municipio de Aguadilla es la agencia gubernamental encargad de otorgar los permisos de construcción.

Del mismo modo, la portavoz en comunicaciones de la organización sin fines de lucro Salva Aguadilla, Melanie Sánchez Vera manifestó que se han aprobado los procesos de forma irregular, ya que estos terrenos son catalogados como residencial de alta densidad, por el plan territorial de Aguadilla 2011 y que continua vigente hasta el momento.

No obstante, Hernández manifestó que, por su experiencia de trabajo, el Muelle de Azúcar, es una propiedad controlada por el cuerpo de ingenieros del ejército de los Estados Unidos (EE. UU.). “Para llevar a cabo cualquier trabajo en la zona, se le debe notificar a la agencia sobre las reparaciones o cambios y que se le otorgue un permiso, pero ellos no han hecho nada de eso”.

Según Hernández la destrucción que se está llevando a cabo en el lugar atenta con el hábitat de especies que se encuentran en peligro de extinción como: el pelícano pardo y las boas que viven en lugares montañosos como este. “Ellos han demolido toda la costa y tiraron todos los desperdicios al mar, lo que ha provocado una contaminación tétrica en esa área”, mencionó.

Según el informe de los biólogos Chabert y Ventosa el suelo de esta área se clasifica como Aluvión y Carso del Norte. La Región Cársica del Norte de Puerto Rico está protegida por la Ley 292 de 1999 y por el Reglamento PRAPEC (“Plan y Reglamento del Área de Planificación Especial del Karso) a partir del 4 de julio de 2014. Dentro de esta región hay varios sumideros que recolectan y almacenan agua subterránea, un recurso natural muy valioso en la isla. La Zona de Vida se clasifica como Bosque Húmedo Tropical

“Entendemos que el progreso no se puede detener, pero hay que hacerlo responsablemente, sin dañar los terrenos que luego terminan en inundaciones por culpa de desarrollos que se llevan a cabo sin planificar. Luego cuando vienen los problemas, las corporaciones se desaparecen y nadie asume responsabilidad”, enfatizó el ingeniero Hernández.

Por su parte, la organización Salva Aguadilla hizo un llamado a la demolición de la estructura en las cuevas, a la paralización permanente del proyecto y a la revocación de permisos dados por las agencias públicas para el desarrollo del Antiguo Muelle de Azúcar y las múltiples violaciones, omisiones e ilegalidades.

“Convocamos a organizaciones de base de fé, comerciantes, pescadores, historiadores, guías turísticos, vecinos, amantes del buceo y promotores de la justicia ambiental que apoyen esta petición y protejan este hábitat, ecológicamente sensitivo mediante designación de la Reserva Nacional del Pelícano Pardo. Desde el Canto de las Piedras hasta el Crashboat se propone conservar el patrimonio natural para las futuras generaciones”, finalizó Sánchez Vera.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: