martes, agosto 9, 2022
spot_img

COVID-19 en Puerto Rico

0 muertes | 386 hospitalizaciones | 34.31% tasa de positividad | 602 promedio de casos confirmados

HomeEdición impresaHogares de cuidado prolongado en aprietos

Hogares de cuidado prolongado en aprietos

Muchos hogares de cuidado prolongado a nivel isla alegan que se encuentran atravesando dificultades por atrasos en los pagos por servicios prestados por parte del Departamento de Familia (DF). Alegan que a algunos hogares se les adeuda entre 6 y 8 meses en subvenciones.

Los dueños alegan que las subvenciones que les otorga el gobierno no son suficientes. Estos fondos son vitales para estos centros, pues se utilizan para cubrir las necesidades básicas y sufragar los servicios prestados a los residentes.

Los hogares de cuidado prolongado se dedican a ofrecer servicios especializados a personas que sufren de distintas enfermedades de salud física y mental, donde ofrecen atención de profesionales como enfermeros, trabajadores sociales, cuidadores, médicos y especialistas, entre muchos más.

En ocasiones, muchos de estos pacientes no cuentan con soporte familiar y los pocos que cuentan con ello, apenas reciben visitas.

Visión se comunicó con dos propietarios de hogares en el área oeste, quienes prefirieron mantenerse en el anonimato por temor a enfrentar represalias y nos comentaron lo siguiente:

“Desde el mes de enero enfrentamos atrasos en los pagos del DF, y sin eso no podemos cubrir las necesidades básicas de los pacientes. Intenté darle seguimiento a nivel de San Juan, Aguadilla y en todos lados, me deben casos que pudieran sumar en total de 30,000 a 40,000 dólares”, agregó uno de los dueños.

Argumentan que las subvenciones no alcanzan
Actualmente, muchos de los residentes de estos hogares solamente reciben una ayuda de $40 al día ($1,200 mensuales).

Los dueños comentaron además sobre el alza en los precios y cómo consideran que esta subvención no es suficiente.

“Ya era imposible operar con el presupuesto que teníamos antes por el alza en el costo de vida. Por ejemplo, yo le compraba una caja de caderas a una distribuidora en $71.33, y ahora cuesta 107 dólares, y ya el vendedor me dijo que la semana que viene estaría en $120”, indicó el dueño del hogar de cuidado.

“Algunos argumentan que nosotros los dueños pedimos más dinero por querer lucrarnos, pero no es así, no estamos buscando beneficiarnos, estamos dando un servicio que muchos lugares en Puerto Rico no quieren dar. En mi caso, la nómina aumentó a 1,000 dólares semanales, yo no tengo forma de amortiguar el golpe”, agregó otro de los operadores.
Ante esta situación, hay muchos hogares contemplando cierres debido a la insostenibilidad de estos.

Inquirimos sobre el posible destino de los pacientes si los hogares tuvieran que cerrar por la insuficiencia de fondos.

“Eso es lo que me entristece, el saber a dónde irán. Para más decirte, nadie los visita. Aquí no viene nadie del DF ni siquiera cuando fallece un paciente. Ellos son parte de nuestra familia. Son pacientes custodios del Departamento que no tienen familiares. Ellos me necesitan, yo quiero seguir trabajando, porque me preparé académicamente para esto y me encanta, pero estoy de manos atadas”, agregó uno de los propietarios.

Este semanario estableció contacto con el presidente del Instituto Gerontológico de Puerto Rico, el Dr. Jesús Gálvez quien al igual que los propietarios exhortó a Familia que reevalúe el presupuesto que le otorga a sus custodios.

“Realmente, el presupuesto no está actualizado. Con lo caro que está todo, el ingreso promedio del adulto mayor cada vez se queda más corto”, comentó el doctor.
“No ha existido ninguna ayuda para estas instituciones, este sector de la población está totalmente olvidada”, adicionó.

Se expresan desde el Capitolio
La representante Lisie Burgos, presidenta de la Comisión de Bienestar Social y Personas con Discapacidad, le declaró a Visión sobre este particular, “algunos de los centros han traído a colación que existe disparidad en la cantidad de pago asignada por la atención a cada adulto mayor por parte del Departamento de la Familia entre los hogares de este distrito comparado con la cantidad de pago que se asigna a los hogares del Área Metropolitana. Estos hogares manifiestan sentirse discriminados”.

“El reto demográfico del crecimiento de este sector poblacional también ha visto limitada la capacidad de acción del Departamento de la Familia, que en el periodo de los pasados años ha experimentado un aumento de casi duplicar la cantidad de ancianos que necesitan de su subvención hoy, que hace 5 años atrás”, agregó la legisladora del Proyecto Dignidad.

Burgos, además, le envió un mensaje a aquellos dueños de hogares de cuidado prolongado que enfrentan desasosiego ante el porvenir de sus negocios: “como parte de nuestra tarea legislativa estamos a la disposición de los centros de cuidado de los adultos mayores en sus diversas modalidades de cuidado prolongado. Desde la Comisión queremos ser una voz para dar visibilidad a sus reclamos, además de proponer y evaluar legislación para que sea ejecutable y que apoye la labor encomiable que realizan”.

Al momento del cierre de este periódico, no se pudo establecer contacto con el Departamento de la Familia para que emitieran declaraciones sobre este particular.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: