miércoles, octubre 5, 2022
spot_img
HomeRegionalesEPA advierte que continúa el riesgo a la salud humana y al...

EPA advierte que continúa el riesgo a la salud humana y al ambiente ante acciones de la empresa AES

La Agencia de Protección Ambiental federal (EPA por sus siglas en inglés) advirtió a la empresa AES que las alternativas para remediar la grave contaminación en el acuífero, causada por las cenizas tóxicas de carbón en sus instalaciones de Guayama, son insuficientes para proteger la salud humana y el medio ambiente.

En el 2017, y en análisis científicos posteriores realizados en el área de la planta de carbón, se demostró que el agua subterránea está altamente contaminada con diversos elementos tóxicos, entre estos litio, molibdeno, selenio y arsénico. Ante este terrible escenario, el reglamento federal sobre residuos de la combustión de carbón obliga a AES a presentar alternativas para limpiar el agua contaminada.

“La contaminación del acuífero en Guayama demostró que es mentira el argumento de AES de que las cenizas no son peligrosas. Hace dos años advertimos que esas alternativas que la carbonera presentó para limpiar su desastre, no van a resolver el grave problema de contaminación. Ni la empresa ni las agencias de gobierno tomaron en cuenta lo que expertos y residentes les dijimos. Al contrario, trataron de acallar a la comunidad. Y ahora, finalmente, la EPA nos da la razón. Da coraje que tengamos que seguir sufriendo los embates contaminantes de AES”, expresó Alberto Colón Del Valle, líder de la comunidad de Miramar de Guayama.

En diciembre de 2019, AES convocó a una reunión en el Bo. Olimpo de Guayama, en un lugar bastante apartado de Miramar y Puente de Jobos que son las áreas más afectadas, para explicar a la comunidad sus propuestas para remediar el daño causado al acuífero.

“Sin embargo, cuando llegamos al lugar, nos encontramos con vallas restringiendo las tres calles que daban acceso al local, sobre 80 agentes de la policía, guardias de seguridad privada, detectores de metales en la entrada principal y se realizaron “cateos” a las personas que entraban al local. La carbonera intentó montar allí otro engaño. No hay otra forma de manejar esto: hay que cerrar la planta de carbón, remover todas las cenizas tóxicas del área y hacer que AES asuma su responsabilidad por el daño a la salud y el ambiente. No se le puede seguir dando oportunidades a una compañía corrupta como AES”, añadió Colón.

En su misiva a Jesús Bolinaga Serfaty, presidente de AES Puerto Rico, la agencia federal señaló que no puede determinar la efectividad del plástico que la empresa pretende utilizar en el fondo del vertedero de cenizas, para evitar que estas continúen contaminando el acuífero.

“Incluso, AES mintió sobre lo que ellos llaman atenuación natural. Decían que los contaminantes de las cenizas se degradarían naturalmente y que el acuífero se limpiaría solo. Algo absurdo. La EPA dice claramente en su carta que los contaminantes “liberados en AES son átomos, y los átomos no se degradan ni se descomponen a través de ningún proceso natural a menos que sean radioactivos”. ¿Cuánto tiempo más tiene que sufrir las personas y el ambiente las contaminantes mentiras de AES?”, comentó Víctor Alvarado Guzmán, portavoz del Comité Diálogo Ambiental de Salinas.

En noviembre de 2021, miembros del Congreso de Estados Unidos enviaron una carta al administrador de la EPA, Michael Regan, expresando su gran preocupación sobre la continua mala administración en el manejo de las cenizas de carbón por parte de AES, y solicitaron, entre otras cosas, garantizar que el agua subterránea contaminada se restaure a su condición original y exigir la eliminación de las montañas de residuos de carbón.

De igual forma, 140 organizaciones ambientales, comunitarias, agroecológicas, políticas, sindicales, religiosas, sociales, culturales, y empresas locales, incluyendo colectivos de la diáspora puertorriqueña y de República Dominicana, y cientos de personas en su carácter personal, suscribieron el Manifiesto Solidario Pro Salud y Ambiente de Puerto Rico / 2021, iniciativa impulsada por el Campamento contra las cenizas en Peñuelas.

“Uno de los puntos del Manifiesto es exigir al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) el monitoreo y descontaminación de las áreas de suelo y cuerpos de agua afectadas por el depósito de cenizas. Y una vez más Rafael Machargo del DRNA, junto a la Oficina de Gerencia de Permisos (OGPe), le ha fallado al país, pues endosaron ese embeleco de AES que ahora la EPA dice que no va a resolver el problema de contaminación.”, manifestó José M. Díaz Pérez del Campamento contra las cenizas en Peñuelas.

“Las agencias en Puerto Rico son tan irresponsables e inoperantes, que la querella que evaluó la EPA para los señalamientos a AES, fue la que hicieron el Comité Diálogo Ambiental y Earthjustice ante OGPe y esa agencia nunca contestó la misma. OGPe y el DRNA están vendidos a los intereses corporativos de AES. Ya llegamos a un punto en que es insostenible mantener activa la planta de carbón”, añadió.

Aunque para los activistas la postura de la EPA va en la dirección correcta, hay muchas dudas aun que deben ser aclaradas.

“Tenemos dudas sobre la charca en la cual AES pretende depositar los lixiviados tóxicos que se recolectarán. Además, nos parece sumamente amplio y ambiguo el tiempo que la EPA le da a la empresa carbonera para entregar información adicional que, hasta ahora, no ha entregado. Vamos a escribirle a la EPA para que nos aclare estas y otras preguntas que tiene la comunidad”, dijo la bióloga Nilda Dávila Collazo, portavoz del grupo Somos Sur.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: