domingo, enero 29, 2023
spot_img
HomeEdición impresaDunas destruidas en el Municipio de Hatillo

Dunas destruidas en el Municipio de Hatillo

Construyeron casas en la zona marítima terrestre, destruyendo las dunas, creando muros de contención

La obstrucción a la entrada de playas, así como la destrucción de recursos naturales continua en aumento. Esta vez, unas dunas fueron acabadas por un plan de construcción a una casa para vacacionar. Como también, una privatización del área sin los permisos requeridos.

Privatización en zona marítimo terrestre
“Esta urbanización donde yo vivo es antigua del 1955. Una sola calle que da para la playa y una ruleta para virar en el lugar, más era el acceso principal a la playa. Los últimos dos años ha habido unos 4 inversionistas que han ido comprando propiedades por el área y las propiedades son para restaurarlas y más adelante alquilarlas como AIRBNB. Hay dos casas reconstruidas que quedan en terreno marítimo terrestre. En enero de 2020 se comenzó a trabajar la casa y quede espantada con todo lo que empezaron hacer. El dueño de la casa frente a la playa, Iván Rivera Reyes le hizo unos muros especiales a la casa para contención destruyendo una de las dunas que fue colapsada,” explicó una de las residentes de la calle que prefirió el anonimato.

Según explicado, se rellenó el área con arenón, retiraron las plantas para sembrar yerba china. “Eso no se puede hacer y encima de eso colocaron un portón de dos puertas para la prohibición total de los visitantes. Los vecinos fuimos hasta allá y le dijimos que no estábamos de acuerdo y no transaron. Cada vez que entrabas pasando el portón te dicen que te salgas porque es privado y así mismo lo anuncian como si esto realmente tuviera derecho de privatizarse,” resaltó.

Destrucción de dunas por conveniencia comercial
Para que las construcciones antes mencionadas se llevarán a cabo, la destrucción de las dunas era un ente “necesario” para estos propietarios. Las dunas tienen una importancia muy esencial. Son vitales para el equilibrio ecológico y la biodiversidad. Favorecen la calidad visual de paisajes, ayudan a la formación de las lagunas deltaicas y son precisamente una reserva de arena para la propia regeneración de las playas.

Sin embargo, el área de Hatillo, específicamente en la calle Marfil, ya no se cuenta con esa protección natural para evitar hasta inundaciones a los residentes. “La persona responsable de que desaparecieran las dunas es otro inversionista que precisamente compró propiedad al lado de mi casa, que metió maquinaria, invadió el terreno, cortó la duna a lo largo, sacó esa arena, trató de hacer un camino y rebajó 10 pies la arena para que se vea el mar para un “deck” de madera que está haciendo detrás de la casa. Él no tiene permisos para esto y lo más triste de todo es el daño que ha tenido. No sé si es daño irreparable, pero sí sé que si no se hace algo pronto lo será porque ya otras dunas han colapsado.”

El recorte de la duna fue el 27 de diciembre de 2022 y se realizó una querella. “Tuve que llamar a recursos naturales que para empezar está dañado su teléfono a más de un año. Cuando me contestan me dicen que efectivamente fueron por el área por un reporte policíaco, pero nada más. Tengo que decir que poner la querella a contactarme ha sido nulo. No han venido a verificar ni a investigar,” destacó.

Según se desarrolló la entrevista, la residente sugirió y planteó que hay alternativas de recuperación para las dunas investigadas por ella. “En la Universidad de Puerto Rico en Aguadilla, el Dr. Robert Meyers tiene unos programas de restauración ecológica de dunas. Yo fui a Aguadilla y le deje la información, le enseñe evidencia y estoy esperando que vengan; porque recursos naturales no harán nada y de aquí a un año te aseguro que veré la orilla de la playa.”

Cabe destacar que también el área es zona de tinglares. “Se supone que todos los postes cerca estén en rojos y ellos le pusieron un foco solar blanco. Los tinglares no los he visto luego de esto.”

Dada a las circunstancias, la respuesta a estas costumbres se nombraron consecuencia de la inacción de las agencias. “Aquí hay cero movimientos del gobierno. Yo hice esta petición en octubre 2022 al municipio y luego de 7 visitas más a los ingenieros del municipio y siguen sin actuar. Sabrá Dios y se conocen. No lo sé, pero es demasiado ya,” concluyó.

Varias organizaciones ambientales y defensores se han personalizado en el área para ejercer diálogo y/o acuerdo. Sin embargo, han sido intentos fallidos.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: