jueves, diciembre 1, 2022
spot_img
HomePuntos de VistaCabo Rojo: En víspera de una Refundación

Cabo Rojo: En víspera de una Refundación

Heriberto José Vargas Zapata

En el 1771 Don Nicolás Ramírez de Arellano, funge como el primer Alcade de lo que en ese momento fue el nuevo pueblo de Cabo Rojo. Surge de ahí el nacimiento histórico de un Pueblo lleno de hombres y mujeres ilustres, fieles a sus creencias y aguerridos en sus luchas. En nuestra historia encontramos idealistas e intelectuales de la talla de Betances, Carbonell, Brau, Colberg y el famoso Pirata Roberto Cofresí. Al repasar nuestra historia y señalando eventos particulares como lo fue la batalla del Combate en 1769, el valor incalculable de las Salinas, El Faro de los Morrillos, y la primera y única elección democrática de un Alcalde independiente, Santos “El Negro” Ortíz. Podemos ver como las proezas de estos Caborrojeños y muchos otros han marcado un hito en la historia de Puerto Rico; esto nos concede el honor de ser reconocidos como los”Mata con Hacha”.

Un pueblo que se ha definido por la grandeza de sus tesoros humanos y culturales necesita urgentemente una refundación; reedificarse de cara a los próximos doscientos cincuenta años, y garantizar que la nueva generación de caborrojeños este a la altura de Betances, Brau, y Cofresí. El momento histórico nos exige como compueblanos, forjar un nuevo pueblo, una ciudad prospera, y una comunidad unida en propósito.

Con tan solo caminar nuestro pueblo y visitar nuestras áreas de interés cultural y turísticas, podemos ver el deterioro de estas.Contamos con el Balneario de Boquerón, el centro vacacional más importante de este país y se encuentra cerrado, sin un plan concertado para su reapertura y desarrollo. Paralizando el crecimiento turístico de toda una zona que se beneficiaría directamente del alojamiento de visitantes y actividad económica circundante. Un centro Urbano sin comercio y establecimientos vacíos en necesidad urgente de repoblar y avivarlo. En Cabo Rojo se encuentra la Villa Pesquera más importante de la Isla, sin recibir el enfoque o recursos necesarios para su desarrollo a nivel nacional e internacional. Nuestra infraestructura vial destrozada, tan solo por mencionar el puente de Los Sosa y el de La Mela, como ejemplos de asuntos sin resolver por años.

Añadimos a esto el peligro inminente de perder las Salinas y el área del Faro de los Morrillos ante la constante amenaza del cambio climático.

Otra cruda realidad, y quizás la más difícil de comprender es que nuestro desarrollo económico reciente es el resultado directo del dolor y sufrimiento de familias puertorriqueñas que lo perdieron todo luego del embate de los huracanes Irma y Maria, luego de los sismos y la Pandemia del COVID 19. Solo piense en la cantidad exagerada de fondos federales que han sido recibidos y consignados a los proyectos de recuperación que aún no llegan. Dinero que por circunstancias trágicas ha venido inyectar una sensación falsa de progreso en obras, infraestructura y manejo de necesidades crasas e inmediatas en la población. Un escenario complicado y difícil de superar si no retomamos las riendas de nuestro pueblo, dirigido por el espíritu de lucha y progreso que tanto nos define.

Es tiempo de marcar un norte en lo que será un nuevo amanecer Caborrojeño. Uno que no este atado a una sola persona o visión política. El futuro de nuestro pueblo nos pertenece a todos, y somos nosotros, tal y como lo hicieron en la playa del Combate, a quien con hacha en mano les toca levantar a un nuevo Cabo Rojo, en lucha y solidaridad con las generaciones que nos siguen.

Nuestra próxima batalla debe ser apoyar el progreso; de contribuir a él y de juntos abrazar una visión de pueblo. Que seamos TODOS parte de esa fuerza creadora que transforme pero no destruya. Tal y como dijo Don Ramón Emeterio Betances: “Los hombres pasan pero los principios quedan y triunfan”.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

Leave a Reply

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes

%d bloggers like this: