viernes, enero 21, 2022
spot_img

COVID-19 en Puerto Rico

38 muertes | 839 hospitalizados | 27.74% tasa de positividad preliminar | 1,398 casos confirmados | 2,860 casos probables

HomeEdición impresaBenjamín Colucci: "Mayagüez es una ciudad ideal para un proyecto de transporte...

Benjamín Colucci: «Mayagüez es una ciudad ideal para un proyecto de transporte alternativo»

El profesor Benjamín Colucci, catedrático de la Universidad de Puerto Rico en Mayagüez, fue incorporado el pasado mes de noviembre al Salón de la Fama de la Sociedad Americana de Ingenieros Civiles (ASCE, por sus siglas en inglés).

Colucci es el primer puertorriqueño que alcanza este reconocimiento, otorgado por la Región 5 de la organización, a la que pertenece el capítulo de la ASCE en Puerto Rico, presidido por el ex-colegial Hector J. Colón.

Ya en febrero Colucci había sido galardonado con el Wilbur S. Smith Award, otro premio que evidencia el prestigio de este profesor en el campo de la ingeniería civil, especialmente en la transportación y la seguridad vial.

Sobre estos temas conversó Periódico Visión con el distinguido académico, para analizar algunos de los retos que enfrenta Puerto Rico en materia de movilidad vial, seguridad en la carretera e infraestructura para el transporte.

Las carreteras son un tema de conversación recurrente entre las personas que habitan el país. A diario se sufre el mal estado, los tapones, inundaciones en vías principales… La pregunta obligatoria es si Puerto Rico cuenta a día de hoy con una red vial eficiente.

“Puerto Rico tiene unos elementos que la convierten en la ‘tormenta perfecta’: ausencia de tren, lo que provoca que toda la carga se mueva en camiones, áreas que se inundan de forma rápida y falta de mantenimiento”.

Estos son los problemas que enfrentan las carreteras de Puerto Rico, según el ingeniero mayagüezano, quien aseguró que “el país fue el lugar con más kilómetros de carretera por milla cuadrada del mundo”, con vías que tejían todos los rincones de la isla grande. Hoy en día esa red extensa ha quedado obsoleta, saturada de vehículos y sin el mantenimiento necesario.

Por eso, el reto de la enorme infraestructura vial del país es “cómo hacerla más eficiente”. “Debe haber un balance entre poder mover la mercancía y las personas, pero a su vez que se cree innovación para buscar menos dependencia del vehículo y promover el transporte colectivo. Puerto Rico no ha estado a la altura, aunque se intentó con el tren urbano”.

A esto, dijo el catedrático, hay que sumarle una visión de la transportación acorde al siglo en el que vivimos: “hay que reconocer el ambiente, usar materiales innovadores de construcción que atiendan el reciclaje, y buscar más espacios para lograr una ciudad habitable, donde los peatones puedan convivir”.

El problema de los camiones

Los hoyos en las carreteras son un dolor de cabeza para cualquier conductor en Puerto Rico. No solo dañan el carro, sino que también pueden provocar accidentes cuando se trata de esquivarlos y evitar que las gomas caigan en esos infinitos agujeros.

Colucci reconoció la gran relación entre el mal estado de las carreteras y la seguridad vial, especialmente en aquellas vías de alta velocidad, aunque también focalizó en otros factores como la educación vial.

“De cada 100 fatalidades, 30 son con peatones. Y de cada 100 accidentes, 20 involucran a motociclistas. Hay que crear campañas para concienciar a la ciudadanía”, expresó.

En lo relativo al estado de las carreteras, el problema, informó, es la sobrecarga de los camiones. “Al no tener ferrocarril, la vida útil de las carreteras se reduce. Suele ser de unos 20 años, pero si todos los camiones pasan por esas vías, se reduce a 12 o 15 años. El problema no es cuántos autos circulan por una carretera, es el sobrepeso”.

Este sobrepeso y los daños causados obligaría en condiciones ideales a darle un mayor mantenimiento a las carreteras. Sin embargo, el ingeniero señaló que Puerto Rico acusa una gran dependencia de fondos federales en materia de construcción vial -entre un 80-85%-, lo que provoca que se tenga dinero para construir pero no para mantener. “Faltan legislación y fondos para mantenimiento rutinario. Ese es el reto de Puerto Rico”, sentenció.

Alternativas para mejorar la circulación en Puerto Rico

En este escenario, Colucci propone algunas alternativas que pueden ayudar a que Puerto Rico avance hacia un mejor estado de sus carreteras y a una movilidad más sostenible.

Contrario a otras voces que hablan de rescatar el tren como forma de transporte en el país, el profesor descarta esta opción.

“No tenemos la servidumbre de paso. Eso se vendió, una red de circunvalación ya no se puede. Lo que sí se puede es concienciar del uso de transporte colectivo. Tenemos que evitar la congestión vehicular”.

El área oeste no es ajena a este problema. La PR-2, la antigua carretera militar, es una vía que sufre grandes retenciones en áreas como Aguadilla, Añasco o la entrada y salida de Mayagüez. El exceso de vehículos, los constantes semáforos y una vía con una velocidad máxima (45mph) muy baja son parte del problema.

Colucci favorece la opción de ampliar la autopista al área oeste, y mejorar así la conectividad entre los municipios de la región.

“Hay que acabar la circunvalación con la autopista, yo concurro con ese proyecto. Pero hay que tener mucho cuidado para no afectar a todos esos pueblos y que sean pueblos fantasmas. Hace falta un balance para mitigar el daño, pero sí, hay que terminar la circunvalación”.

Además, este tipo de vía rápida permite mejorar la seguridad y la inmediatez de servicios como el de las ambulancias, y acabar con los peligrosos virajes en U que tantas vidas se han cobrado en tramos de poca visibilidad.

Para Mayagüez, su ciudad, vislumbra una gran oportunidad para ser modelo a nivel nacional en lo relativo a una movilidad alternativa, aprovechando el casco urbano y su orografía relativamente plana.

“Mayagüez es una ciudad ideal para un proyecto piloto de transporte alternativo: tiene calles anchas, tiene un trazado en cuadrícula, la topografía no tiene cambios drásticos, etc. Puede ser una ciudad para mostrar cómo se pueden usar varios métodos que mejoren la calidad de vida y reducir la fatalidad de peatones”, dijo.

“Los métodos alternos de transportación pueden ayudar a revitalizar las áreas urbanas; implica poner al peatón como primer actor, pero también al ciclista, al scooter, etc. Hay que hacer enmiendas a los reglamentos de los cascos y compartir el espacio para mejorar la calidad de vida, y designar áreas donde el vehículo privado quede limitado”.

Leer más Noticias
Edición Impresa
IN-UP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -spot_img

Las más leídas

Comentarios recientes